Bradicardia, dolor torácico y deporte

Imagina el caso de un deportista habitual, sano y que manifiesta dolor centrotorácico una vez iniciado su entrenamiento. En sus exámenes médicos se indica que tiene bradicardia sinusal, sin ninguna otra alteración importante. ¿De qué estamos hablando?

¿Identificación de los síntomas?

En primer lugar, antes de emitir ninguna valoración y diagnóstico, debemos remitir al deportista a un médico espcializado, quién con un análisis, valoración y correspondientes pruebas podrá estar en condiciones de informar de lo ocurrido o de si presenta alguna patología.

Partiendo de la escasa información de la que podemos disponer, considero en cuanto a la manifestación por parte del deportista: “….haberse notado un dolor centrotorácico mientras entrenaba…” que puede ser perfectamente compatible con los siguientes procesos, dependiendo del tipo de dolor que manifieste, diferenciando entre: Presión fuerte en la zona, opresión o dolor constrictivo: compatible con un proceso cardíaco. Dolor tipo quemazón: compatible con procesos gastrointestinales, acidez o reflujo. Dolor tipo pinchazo: compatible con problema muscular por algún mal movimiento o una costocondritis o síndrome de Tietze por un traumatismo o movimiento brusco previo. (Rivera J.,2017)

En cuanto a la bradicardia sinusal hay que mencionar que es uno de los transtornos más comunes del ritmo y FC en deportistas. Con frecuencia encontramos trastornos inespecíficos de la conducción intraventricular, o disfunción del nódulo sinusal, alteraciones de la conducción auriculoventricular, o incluso siendo menos frecuentes, los bloqueos fasciculares y tronculares, siendo el incompleto de rama derecha el de mayor prevalencia (Boraita Pérez and Serratosa Fernández, 1998), (Vogler, Breithardt and Eckardt, 2012).

En este sentido, “la bradicardia sinusal se define por una frecuencia cardiaca < 60 lpm, cuando el nódulo sinusal actúa como marcapasos primario. En la mayoría de los casos, la bradicardia sinusal es más una reacción fisiológica que un estado patológico. La bradicardia sinusal es una observación frecuente, a menudo transitoria, y se debe predominantemente a un aumento del tono vagal. Se observa en deportistas entrenados y en adultos jóvenes sanos en reposo y por la noche (la frecuencia cardiaca puede reducirse a menos de 30 lpm durante la noche)” (Vogler, Breithardt and Eckardt, 2012, p.658).

Además, en atletas de alto rendimiento la presencia de bradicardia menor a 30 lat/min y pausas mayores a 2 segundos no son infrecuentes en registros de 24h, particularmente durante el sueño. Es imprescindible valorar la respuesta al ejercicio para corroborar la benignidad de estos hallazgos” (Corazón de Atleta y Electrocardiografía. Hacia una Interpretación Racional, 2011)

Por último, añadimos un último dato: En los deportes predominantemente aeróbicos puede observarse una bradicardia sinusal entre 40 y 50 lat/min con relativa frecuencia, bradicardias inferiores a 40 lat/min son difíciles de encontrar incluso en atletas de fondo con alto nivel de entrenamiento.” (Boraita Pérez and Serratosa Fernández, 1998),

Analizando todos estos datos y entendiendo que el sujeto es un deportista joven y que “se encuentra asintomático en el momento actual” entendemos que no es peligrosa, compatible con un deportista con un buen grado de entrenamiento físico porque a intensidades submáximas, la FC de un deportista entrenado será menor, facilitando mayor tiempo de suministro (diástole) y mejorandose entonces el volumen sistólico, resultando ésta una de las adaptaciones que se producen sobre el corazón por el entrenamiento. (Varela, 2014)

¿Localización?, ¿Por qué?

Interpretando el dolor centrotorácico como un proceso muscular tenemos:

a) Lesión de músculos intercostales internos: presentes en el tórax, van desde el esternón hasta la columna vertebral.

b)   Lesión de músculos intercostales externos: son aquellos que van desde los tubérculos de las costillas por detrás hasta los cartílagos de las costillas por la cara anterior. En el caso de una costocondritis, la lesión la localizamos en el cartílago que une una costilla al esternón (articulación costoesternal). Ampliamos datos, síntomas y características de esta dolencia aquí: link

En cuanto a la bradicardia sinusal son una observación clínica frecuente y pueden ser una reacción fisiológica (p. ej., en deportistas sanos) o corresponder a un trastorno patológico (Vogler, Breithardt and Eckardt, 2012).. En cualquier caso dicha alteración se localiza en el corazón. En la siguiente pregunta concretaremos qué estructuras participan en este proceso.

Deportista, bajas pulsaciones y dolor en pecho nos hace pensar que las zonas de lesión son las descritas.

¿Posibles estructuras afectadas?

En la imagen observamos dónde nacen y cómo se extienden los impulsos eléctricos en el corazón. Como vimos en la anterior respuesta la bradicardia puede comenzar en el nodo sinusal (Es el tejido generador de los impulsos, en palabras sencillas, un marcapasos. Su ubicación se encuentra en la aurícula derecha del corazón) porque envía los impulsos más despacio con respecto a lo normal, o porque hace una pausa y no se envían con un ritmo regular o porque el impulso eléctrico se bloquea antes de llegar a las aurículas.

Puede darse el caso de que los impulsos no se transmitan desde las aurículas a los ventrículos (Bloqueo atrioventricular). En este caso podemos ubicar el transtorno en el nodo AV (Es un grupo de células, que forman una parte del sistema del control eléctrico del corazón. Ayudan en la coordinación de la frecuencia cardíaca. Su ubicación se encuentra entre las aurículas y los ventrículos del corazón), o en el Haz de His (es una formación intracardíaca consistente en un fino cordón de naturaleza muscular que forma parte del sistema de conducción del corazón) o en las ramas izquierda o derecha que transmiten las señales a los ventrículos.

En el caso de un Bloqueo AV, el más compatible con nuestro caso correspondería al de primer grado: los impulsos eléctricos llegan a los ventrículos de forma lenta, porque es asintomático (tal y como manifiesta el deportista) y no suele necesitar tratamiento.

Por último, en caso de que algunos impulsos se pierdan y no lleguen a los ventrículos estaríamos hablando de un Bloqueo AV de 2º grado., y si no llegase ninguna señal el Bloqueo AV se le conoce como de 3er. Grado.

(Fisioterapia para todos, 2017)

Bibliografía:

Rivera J. Identifica Correctamente tu Dolor de Pecho | [Internet]. Drjuan.net. 2017. Available from: http://drjuan.net/identifica-correctamente-tu-dolor-de-pecho/

Boraita Pérez, A. and Serratosa Fernández, L. (1998). «El corazón del deportista»: hallazgos electrocardiográficos más frecuentes. Revista Española de Cardiología, 51(5), pp.356-368.

Vogler, J., Breithardt, G. and Eckardt, L. (2012). Bradiarritmias y bloqueos de la conducción. Revista Española de Cardiología, 65(7), pp.656-667.

Corazón de Atleta y Electrocardiografía. Hacia una Interpretación Racional, (2011). [TV programme] Universidad Nacional de Cuyo (UNC). Mendoza, Argentina.: 7th. Virtual Congress of Cardiology.

Varela, D. (2014). Síndrome del corazón de atleta. Mundo Entrenamiento, [online] p.1. Available at: https://mundoentrenamiento.com/sindrome-del-corazon-de-atleta/

Lasaludi.info. (2017). Nodo sinusal (SA) y el nodo auriculoventricular (AV). [online] Available at: http://lasaludi.info/sa-de-nodo-y-el-nodo-av.html

Fisioterapia para todos. (2017). Bradicardia sinusal, causas, síntomas, arritmia, se cura, tratamiento y consecuencias. [online] Available at: http://www.fisioterapiaparatodos.com/corazon/bradicardia-sinusal/ [Accessed 31 Jan. 2017].

No comments yet.

Join the Conversation